¿Que creemos?

Inspiración de la Biblia

Creemos que la Biblia es toda la palabra revelada de Dios, que fue verbalmente inspirada, es infalible y autoridad final de fe y practica.

Trinidad

Creemos en que hay un solo Dios, Creador, que sustenta y da fin a todas las cosas, eternamente existente en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo.

Deidad de Jesuscristo

Creemos en la deidad de Nuestro Señor Jesucristo, en Su nacimiento virginal, en Su vida sin pecado, en Sus milagros, en Su muerte vicaria y expiatoria, en Su sangre derramada, en Su resurrección corporal, en Su ascensión al Cielo para estar a la diestra del Padre y en Su segunda venida, personal

Salvación por Gracia​

Creemos que la Salvación es un regalo de Dios, ofrecido por Su Gracia y que se recibe por la fe personal en el Señor Jesucristo y nada más.

Iglesia Universal

Creemos en la unidad de la iglesia por medio del Espíritu Santo, en una iglesia universal compuesta por todas la iglesia locales.​

Iglesia Local

Creemos en la Iglesia local, que es el cuerpo de los creyentes bautizados, que se reúnen en obediencia a Cristo para llevar a cabo la Gran Comisión

Deidad Espiritu Santo

Creemos en la deidad y el ministerio presente del Espíritu Santo, El convence al pecador, regenera al que cree y; mora, sella, instruye, reprende y guía al creyente. Él llena y controla cada vida que esta totalmente rendida a Él.

Existencia satanas

Creemos que Satanás existe como persona y que es astuto, que tiene poder (limitado) y reino; que ya fue juzgado en la cruz del Calvario y que será atormentado eternamente en el lago que arde con fuego y azufre.

Pecado del Hombre

Creemos que el hombre es completamente depravado, que es pecador por naturaleza y práctica, destituido de la Gloria de Dios, totalmente perdido y con la necesidad de la convicción y regeneración (nuevo nacimiento) a través del ministerio del Espíritu Santo.

Resurrección

Creemos en la resurrección corporal de los creyentes «Para Vida» y del incrédulo «Para Juicio» y eterna condenación. Creemos en el Cielo literalmente y en un infierno literalmente con fuego y azufre.

Evangelización

Creemos que el deber de los creyentes es el promulgar la verdad contenida en las Santas Escrituras, compartir el evangelio de salvación y guardar su vida para Dios.

Pecado del Hombre

Creemos que el hombre es completamente depravado, que es pecador por naturaleza y práctica, destituido de la Gloria de Dios, totalmente perdido y con la necesidad de la convicción y regeneración (nuevo nacimiento) a través del ministerio del Espíritu Santo.